jueves, 20 de agosto de 2009

La felicidad: cosas esenciales y no tan esenciales

la felicidad
Hace unos años leí un libro cuyo título es Las Consolaciones de la Filosofía escrito por Alain de Botton, el libro explora las diferentes facetas de algunas circunstancias muy comunes en los seres humanos que suelen hacerlos desdichados, tales como: la impopularidad, la falta de dinero, la frustración, la ineptitud, el corazón partido y las dificultades.

De esta obra, es que te presento la lista de cosas esenciales y no esenciales para la felicidad. En el capítulo dedicado a la falta de dinero, Alain de Botton trae a consideración tuya la filosofía epicúrea, y es precisamente de su padre, Epicuro que saca dicha lista.

Epicuro, filósofo griego consideraba que la filosofía tenía como propósito el ayudar a interpretar las confusas sensaciones de congoja y deseo, y evitar así que podamos tener planteamientos equivocados para conseguir la felicidad.

La lista de la felicidad


La filosofía epicúrea desarrolló la siguiente lista de cosas esenciales y no esenciales para conseguir la felicidad. Las dejo a tu consideración

Naturales y necesarias



  • Amigos

  • Libertad

  • Reflexión sobre las múltiples fuentes de la ansiedad como son: la muerte, la enfermedad, la pobreza y la superstición.

  • Comida

  • Cobijo

  • Ropa


Naturales pero innecesarias



  • Una gran mansión

  • Baños privados

  • Banquetes

  • Sirvientes

  • Pescado

  • Carne


Ni naturales ni necesarias



  • Fama

  • Poder


Si miras con detenimiento esta lista de cosas esenciales y no tan esenciales para obtener la felicidad, además de la obvia actualización que se le hace necesaria, hay un elemento de fondo que sigue hoy tan vigente como en esa época, hace más de 2000 años: las cosas caras no traen la felicidad. Evidente, puede que todos tengamos la impresión de que eso no es así, pero una reflexión un poco más profunda te permitirá llegar a la conclusión a la que llegó Epicuro.

Epicuro consideraba que si bien las cosas caras no pueden traernos una felicidad significativa, cabía preguntarse el porque nos atraían tan poderosamente...!
La respuesta es tan sencillo como esto:

¡ Porque tratamos de dar soluciones a necesidades que no comprendemos !

Mucha gente está infeliz, vive infeliz y no atina a lograr la felicidad pese a que pueda estar rodeada de lujos y pueda gastar grandes cantidades de dinero en satisfacer sus deseos, pero ni así logra la felicidad.

¿No te ha pasado a ti que cuando más infeliz te sientes, surge en tí la necesidad de comprarte algo, pensando que así llevarás algo de felicidad a tu ser?

Pues claro que te ha pasado. Y de seguro que te sirvió para aliviar momentáneamente tu infelicidad, pero no lo hizo de manera duradera.

La única manera de conseguir la felicidad genuina y perdurable es:

Determinar con exactitud lo que nos tiene infelices y... DARLE UNA SOLUCIÓN

2 comentarios:

  1. Creo ciertamente que la felicidad es cada día más una utopía. Se nos ha educado en lo formal más no en lo espiritual, como si el hombre temiera cada vez más enfrentarse a su intimidad. Cuánta razón tenía nuestro buen Sócrates con ese imperativo : "Conócete a ti mismo" y desde ese punto sé felíz.

    ResponderEliminar
  2. La felicidad esta dentro de cada uno y debemos ser algo menos pretenciosos y ser felices con cualquier gesto, cualquier frase osentimiento y no buscar cosas con dinero (fama, poder, etc.)

    ResponderEliminar

También te puede interesar