martes, 23 de junio de 2009

La revolución del pensamiento


Esta frase puede resultar un cliché para simbolizar el cambio que ha operado o que debería operar en la forma de pensar del hombre actual. Supone que se han derruido estructuras pasadas y que han sido reemplazas con otras nuevas.
La revolución del pensamiento supone pues, un momento en la línea temporal en el que de manera súbita se da un cambio en el modo de pensar y en consecuencia en su producto, el pensamiento.
Buscar en la línea histórica, debería permitirnos encontrar ese momento singular en el que se modificó cualitativamente la psiquis del ser humano. Evidente es, sin embargo, que deberemos poder evaluar objetivamente y con distancia científica, aún en la proximidad de los acontecimientos esa modificación.
Lo primero que deberíamos intentar dilucidar es si hubo una o más revoluciones del pensamiento a lo largo de la historia de la humanidad. La respuesta viene de manera casi intuitiva, y es afirmativa. Desde el pensamiento que caracterizó al hombre reunido en hordas, las tribus, las familias, los clanes y otras formas de agrupación social, hasta que se dio el Estado como sociedad política y jurídicamente organizada, evidentemente que el pensamiento sufrió cambios, y dramáticos además.
Si aceptamos que desde la constitución de esa sociedad organizada en torno al concepto de Estado, ya en épocas remotas hasta las actuales, las cosas han cambiado, deberemos aceptar también que el pensamiento ha sido revolucionado. En muchos Estados hasta, incluso el siglo XIX, se reconocía como natural la existencia de los esclavos, o de clases serviles y a disposición del Señor. Hoy eso es absolutamente inconcebible y resulta una aberración en la colectividad el sólo pensar que pueda existir gente en esa condición de servidumbre.
La revolución francesa de 1789, ya introdujo un cambio en los paradigmas de una sociedad que hasta ese momento había construido y perpetuado la desigualdad de los hombres, y la prevalencia de las injusticias. Las otras revoluciones, como la bolchevique y la mexicana en un plano similar, buscaron la igualdad del hombre y el destierro de las injusticias. El cambio en los paradigmas de la sociedad. Un cambio en el pensamiento de la sociedad.
El descubrimiento de América en 1492, supuso una revolución mundial al constatar que el mundo no era plano y que tampoco resultaba ser el centro del universo, y sentido único de la creación. Nuevamente, el ser humano tuvo que cambiar el modo de pensar sobre sí mismo y sobre los objetos y la realidad que le rodean.
Las protestas raciales de la segunda mitad del siglo XX en los Estados Unidos de Norteamérica. Individuos de color de piel diferente que buscaban la igualdad y la no discriminación, el reconocimiento de la condición de persona, como sujeto de derechos, deberes y obligaciones, sin importar las diferencias raciales. Subyacía una revolución en el pensamiento, que se materializó en la búsqueda de igualdad y de no discriminación. En la justicia social.
Como estos acontecimientos, el lector podrá inferir muchos otros, que de manera similar, supusieron cambios en la manera de pensar.
Pero la revolución tecnológica y la globalización suponen el mayor cambio de nuestra época.
La llegada del Internet, de la red de redes, menos de 20 años atrás, supuso una verdadera revolución de la humanidad. Iniciada como medio para mantener comunicados a grupos selectos de científicos, el momento que fue llevada de las universidades a la masa, con la aparición del lenguaje HTML y lo que devino después, el mundo nunca más volvió a ser el de antes.
Hoy la forma en la que las personas se comunican, redes sociales como twitter, keegy, facebook y otras supone ampliar los grupos de influencia por cientos, y evitar completamente las barreras geográficas, acaso si aún persisten las barreras lingüísticas, pero hasta eso comienza a superarse.
La aparición del correo electrónico o email, revolucionó la forma en la que uno pudo enviar mensajes a sus seres queridos alejados espacialmente, o a empresas con las que se mantiene negocios o con las que se quiere entablar uno.
La posibilidad de usar la red para informarse de absolutamente cualquier cosa, casi de manera ilimitada, ha supuesto una revolución en la forma de adquirir conocimiento.
La globalización una consecuencia lógica de la revolución tecnológica, ha supuesto convertir al planeta tierra en una sola aldea global, apenas separada por barreras de carácter más bien político, religioso o cultural.
El cambio ha sido tan importante y súbito que incluso a muchos los ha encontrado completamente desprevenidos y los ha dejado rezagados en apenas dos o tres años. Hoy tenemos analfabetos tecnológicos. La persona que no sepa usar una computadora, o la red, simplemente es anacrónica y sus oportunidades de sobrevivir en esta selva tecnológica e informática son simplemente nulas.
Hoy, si podemos afirmar que se ha producido el mayor cambio en el modo de pensar y de entender al mundo, se ha dado la mayor revolución del pensamiento que jamás tuvo la humanidad. Hoy no se piensa para sí, se piensa para y por todos.
Hoy se entiende el mundo, no como un montón de países dispersos en la faz de la tierra y que naturalmente han sido colocados con sus posibilidades y con esas vecindades, se piensa más bien que el mundo es un sistema, un conjunto de partes que coordinadamente deben trabajar para el buen funcionamiento del todo.

7 comentarios:

  1. Muy buena nota y linda tu casa,saludos desde Israel.

    ResponderEliminar
  2. @ Helen: muchas gracias, eres bienvenida cuando gustes.

    ResponderEliminar
  3. gracias de verdad me ayudo en mi tarea :)

    ResponderEliminar
  4. Buena reflexión y que asi sea. Gracias
    J.J.

    ResponderEliminar
  5. definitivamente es bn interesante...!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. excelente..... me sirvió de mucho. graciias!

    ResponderEliminar
  7. La revolución del pensamiento
    Casi siempre que escucho o leo publicaciones sobre este tema van dirigido a una "acción "del ser humano para salir de su estado actual y poder llegar a un estado mental confortable y cómodo, es decir parto de mi estado actual...... y me imagino un sitio donde llegar que normalmente será mejor,parto de lo conocido que no me gusta .......para llegar a lo desconocido que "pienso" será mejor.
    No aceptamos como somos......y nos encanta como podemos ser....esta huidas constante la llamamos progreso .
    Todo esto origina un conflicto interior que nos origina multitudes de alteraciones,metas,logros.......etc
    Podremos conseguir aceptar como somos.......y vivir cada momento ....sin preocuparnos como podemos ser?

    ResponderEliminar

También te puede interesar